¡Voy a enamorarte!

MKT-Love-300x199.jpg

Debemos querernos a nosotros mismos antes de lanzarnos a la seducción y a la conquista del consumidor.

 

Estoy de acuerdo con la afirmación de que debemos querernos primero a nosotros mismos para poder seducir y enamorar después. Difícilmente haremos que se fijen en nosotros si ni nosotros mismos somos capaces de mirarnos al espejo y decir: “me gusta lo que veo”.

Seguir leyendo