nius

En casa de herrero cuchillo de palo

twitter-292994_1920.jpg

Predicar con el ejemplo no es siempre tan fácil, sino que nos lo digan en TheNiu. Cuando arrancamos hace dos años fue la web, y ahora son el blog y las redes sociales quienes nos demandan mimo y atención y se han convertido, sin querer, en nuestro segundo plato.

 

Aunque conscientes de que no sirve de excusa, siempre achacamos la no atención a nuestros canales digitales al volumen de trabajo. Responder a nuestros clientes es siempre la prioridad. Pero ¿cómo lo hacen los demás?


¿Más estructura?, ¿más gente?, ¿menos trabajo? ;-).


No sabemos responder bien a esta cuestión, pero si tenemos clara la siguiente reflexión. La oportunidad que supone la gestión de un blog y las redes sociales para una empresa puede ser su mayor debilidad y síntoma de mala imagen si no se dedica el tiempo necesario a la generación de contenido.


Con un poco humor, con la cara roja por haberlas abandonado y con ganas de arrancar con la nueva era de @TheNiu_Komunika, hemos elaborado una lista de buenas prácticas que todos los que tenemos presencia online deberíamos aplicar. Nosotras las primeras.


1. Si queremos estar en lo digital necesitamos definir una buena ESTRATEGIA

 

¿Por qué estamos?, ¿para qué estamos? y ¿qué queremos conseguir teniendo un blog o estando en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn…?


La gestión del blog y las redes sociales supone trabajo y estar, porque está todo el mundo, no puede ser la respuesta si somos serios y profesionales. Esta reflexión como punto de partida es muy interesante para evitar la creación de perfiles que luego no vamos a volver a tocar. Si apostamos por estar, que sea con un “para qué” claro.


Hay que tener en cuenta que cada RRSS está indicado para algo concreto, no todas servirán para cumplir tus objetivos.


2. Hablar sin generar interés en quien te escucha no puede ser una opción.

 

En cualquier estrategia de contenido, el primer punto de reflexión debe ser sobre la audiencia. A quién nos dirigimos, cuáles son sus motivaciones, preocupaciones, inquietudes, intereses… Sólo si somos capaces de ponernos en el lugar de nuestra audiencia y la entendemos seremos capaces de generar contenido de valor para ellos, es decir, contenido que están buscando y demandando.


Hoy en día la audiencia manda y tiene la sartén por el mango. Podemos creer que hablar por hablar posiciona, pero nuestra audiencia es mucho más inteligente, y los buscadores también lo son cada vez más. Si lo que contamos no es interesante, nuestros esfuerzos no habrán merecido la pena.


3. Antes de empezar, ¡define los objetivos!


No vamos a repetir la definición de los objetivos SMART… La conocéis ¿verdad? Venga, por si hay alguien que necesita el repaso aquí los tenéis.


a. S: Specific / Específico
b. M: Measurable / Medible
c. A: Attainable / Alcanzable
d. R: Relevant / Relevantes
e. T: Time-Related / Con un tiempo determinado


Si los objetivos son importantes por algo, es sobre todo porque ayudan a organizar y a poner en valor el trabajo que realizamos. (para medir el resultado del esfuerzo realizado, ROI…) Y es que, pensar en lo que queremos conseguir, además de indicarnos el camino hacia el cumplimiento de los retos planteados, ayuda, ¡y mucho! a definir una buena estrategia de medición.


La definición de los objetivos SMART no es siempre fácil. Decir que queremos incrementar el tráfico a la web es fácil, pero concretar que sean en un 15 % durante los próximos 3 meses no lo es tanto. ¿Por qué un 15% y no un 30%? Específico, Medible y Determinado en el Tiempo sí que es, pero ¿relevante? o ¿alcanzable?


Para la definición de los objetivos SMART es clave disponer de alguna información previa que nos sirva para orientarnos y poder ser mucho más específicos.


4. La ejecución requiere de PLANIFICACIÓN


Una vez has reflexionado sobre algunos puntos importantes, ha llegado la hora de planificar tu contenido en tu Calendario Editorial. Hay mil motivos por los que la planificación es esencial. Aquí van algunos:


1. Es la manera de tener el control de tus canales online, blog y redes sociales. ¡Que no te dominen a ti!
2. Ayuda a ir siempre en paralelo de la estrategia, sin desvío.
3. Garantiza y compensa en contenido según temáticas y dota de coherencia a toda la estrategia de comunicación.
4. Permite la visualización de toda la estrategia de contenido.
5. Trabajar con plazos organizados evita los bloqueos de ¡tengoqueescribirunpostsobre noséquéparaMAÑANA!
6. Aprovechas todos los eventos y oportunidades sin que te des cuenta de que el día D era ¡ANTES DE AYER!

 

5. Cada uno con sus responsabilidades ¡ASIGNADAS!


Cuando la responsabilidad de la gestión del contenido es compartida, al final no es de nadie. Para que las cosas funcionen es necesario asignar tareas específicas a los miembros del equipo y nombrar a un responsable del blog y redes sociales de la empresa.
Si ante un cliente eres el responsable de enviar una propuesta de campaña porque así lo has acordado, harás lo que sea para cumplir con los plazos y con la tarea acordada. Sin embargo, si la tarea no recae directamente sobre uno mismo el compromiso que se adquiere es distinto, porque siempre se asumirá como una tarea extra, que se hará cuando se pueda y cuando no, no. Y volvemos al principio.


Tareas asignadas.
¡En marcha!

 

Descárgate el Calendario Editorial y planifica tu Blog y RRSS 

 



 

Puedes seguirnos en Instagram + Facebook + Twitter + Pinterest + Linkedin

Comparte nuestro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *